La ciudad de Tartagal vivió momentos de  consternación  por la muerte del pequeño  Iker Joaquín Beracochea, que falleció en la tarde del martes, luego de que los profesionales médicos del hospital Juan D. Perón, intentaran durante media hora, reanimarlo sin lograr conseguirlo. El pequeño ingresó a la guardia sin signos vitales.

El Dr Agüero, jefe de Pediatría del nosocomio local, explicó que el niño fue trasladado hacia el hospital, luego de sufrir una descompensación, mientras realizaba la clase de educación física, en el Colegio San Francisco, establecimiento al que pertenecía. Su profesor de gimnasia le  habría realizado maniobras de RCP, intentando reanimarlo, hasta el momento que llegó al lugar, una ambulancia que lo traslado hasta el hospital de Tartagal.

Ya en la Guardia lo asistieron los Doctores Cardozo Agüero y Toconaz  quienes intentaron restablecer la actividad muscular de su corazón  pero el pequeño no respondió al tratamiento. Por la condición general del menor, indicó el medico: «Se observaba que era un nene con muchos cuidados, bien alimentado y buen nivel de crecimiento». Por lo que el diagnóstico sería muerte Súbita, por causa que se desconocen.

FUENTE: TARTAGAL AL DÍA